Un refugio en Leipzig

Esto de estar tanto rato dando vueltas me ha puesto sensible  y me cuestan las despedidas… He pasado unos días maravillosos en casa de mi amiga Marcia Zapata, otra chilena aventurera que hace un año dejó todo para venir a vivir a Alemania.

Llegar a su departamento en Leipzig  fue  como volver a estar en mi casa, calentita y a gusto, un refugio para mi alma y para mi cuerpo cansado de tanto trajín.  Nada mejor que las  amigas para cargar energías  ¡ es lejos el mejor remedio!

 Hemos pasado unos días maravillosos. Marcia me ha mostrado esta ciudad de la ex Alemania del este, que es una verdadera joyita, sobre todo su centro histórico.  A pesar del frío que se siente afuera, con temperaturas   que no superan los 10 grados, hemos tenido tiempo para caminar y  descubrir juntas muchos rincones. El otoño entró de lleno y caminar por las calles y parques es un regocijo. Los árboles  parecen sacados de un cuento, luces espléndidos con sus hojas  rojas y amarillas.

 

Leipzig es hermoso,  su estación de trenes es una de las más lindas de Europa. Miren estas postales:

En el plano personal nos hemos reído como cabras chicas y hemos pasado unos  días muy entretenidos haciendo cosas de mujeres : tiñiéndonos el pelo, pintándonos las uñas, depilándonos. Harta falta que me hacía todo eso, ¡me he vuelto a sentir mujer de nuevo!

He cambiado como tres veces el color de pelo y ahora estoy rubia platinada así que no me pelen. Me gustaría probar también con una blanco plateado que aquí está muy de moda… Una de las cosas que más me gusta de Alemania es la libertad que  existe. Hombres y mujeres de todas las edades andan con el pelo de todos colores y a nadie le importa,  ¡¡¡no es tema!!!

Amiga no sabes como te voy a extrañar.. ufff , la cantidad de recuerdos que me llevo. Me da gusto verte tan contenta y feliz de vivir en esta ciudad, que ya es tuya. Y también un poco mía porque aquí me he sentido muy a gusto . Espero que la vida nos vuelva a juntar. Yo ahora debo volver a la ruta!

 

3 comentarios sobre “Un refugio en Leipzig

  1. Anita, me encanta tu blog. Al igual que a ti, me encanta viajar. He disfrutado cada una de tus historias y me alientan a conocer esas ciudades, para muchos desconocidas, pero como bien describes son unas verdaderas postales.
    Gracias por compartir tus fotos y tu viaje.
    Saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s